Desde marzo de 2011 todos los pilotos y controladores aéreos del mundo deben acreditar su nivel competencia lingüística en inglés mediante la realización de una prueba específica, siguiendo las directrices de OACI (Organización de Aviación Civil Internacional OACI- ICAO Air Navigation Comision y de AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea)

 Los pilotos y controladores de tránsito aéreo deben estar certificados en el estándar mínimo: nivel 4º operacional. Quienes no logren alcanzar este nivel no serán licenciados para operar en rutas internacionales

El objetivo es garantizar que las tripulaciones de vuelo y los controladores de tráfico aéreo tengan un nivel de inglés suficiente para comunicarse en persona o radiotelefónicamente con pilotos y controladores de comunicaciones. Desde fraseología y comunicaciones rutinarias a situaciones de emergencia.

La OACI ha establecido la Escala de Calificación de la Competencia Lingüística que califica por niveles la competencia lingüística de la persona evaluada.

Hay tres niveles:

• Nivel 4 u operacional (valido para 4 años)
• Nivel 5 o avanzado (valido 6 años)
• Nivel 6 o experto (validez indefinida)

La prueba de Competencia Lingüística está diseñada para evaluar la capacidad de hablar y escuchar de un candidato de acuerdo a los descriptores de la OACI. Se trata de una prueba de comunicación Inglés - no es una prueba de conocimiento operativo.

¿En qué consiste la prueba?

La prueba consta de dos secciones a lo largo de las cuales el examinador evalúa la capacidad del candidato para comunicarse en inglés según los requisitos exigidos por la OACI y AESA.

Las habilidades evaluadas son: pronunciación, estructura, vocabulario, fluidez, comprensión e interacciones, siempre en relación con el área de trabajo de los pilotos.

La prueba incluye:

a. Pruebas de comprensión auditiva.
b. Pruebas de expresión oral o conversaciones, para evaluar la pronunciación, fluidez, estructura y vocabulario.