A lo largo de los años hemos desarrollado una metodología que nos permite garantizar que cada colectivo dentro de la empresa adquirirá la destreza lingüística y la habilidad para realizar su labor profesional con éxito.

Nuestro punto de partida es comprender las necesidades de nuestros clientes corporativos: las dinámicas del sector, sus estrategias, la competencia, el tipo de clientes y los diferentes escenarios en los que deberá desarrollar su actual y/o futura actividad profesional.

También realizamos un análisis individualizado a fin de fijar los objetivos cuantitativos y cualitativos a alcanzar por cada uno de los miembros de la plantilla.

Determinamos un tiempo de realización que nos permitirá ofrecer un presupuesto cerrado y estableceremos un calendario formativo combinando diversas modalidades de aprendizaje con contenidos a medida para cada empresa.

Durante todo el desarrollo del curso, además de nuestro propio sistema de control de calidad y formación interna continua, el cliente cuenta con un interlocutor para el día a día y para la gestión de las incidencias de cualquier índole.

Nuestros informes de evaluación validan la consecución de los objetivos pedagógicos de cada alumno a la vez que nuestros informes de satisfacción proporcionan el feedback sobre la realidad del aula que nos permite seguir mejorando.

Al término del curso se puede realizar una evaluación externa para verificar la efectividad real del programa.